Las experiencias de redes comunitarias son diversas y están presentes en todo el mundo, tanto en comunidades apartadas como en zonas urbanas. Utilizan múltiples tecnologías, como WiFi, GSM, LTE o fibra.  Sus formas de organización son diversas pero pueden agruparse en tres grande rubros atendiendo a su forma de organización y al régimen jurídico sobre el cual operan: 1) Redes de autoprestación, 2) redes que prestan servicios a terceros y 3) redes mixtas que incorporan a ambos tipos de redes. 

 

Los ejemplos aquí presentados muestran la enorme capacidad de las redes comunitarias de proveer servicios asequibles en zonas no atendidas y la diversidad de países que a través de un marco jurídico flexible facilitan su existencia.

 

En esta sección también encontrarás organizaciones que apoyan la creación de redes comunitarias ya sea directamente, a través del acompañamiento a estas redes, mediante la investigación o con financiamiento.  

A continuación, encontrarás algunos ejemplos de redes comunitarias, organizaciones que apoyan la creación de las mismas y publicaciones importantes sobre éstas: 

Redes comunitarias

*Si deseas conocer más sobre la naturaleza jurídica de las redes, puedes consultar el estudio Redes Comunitarias en América Latina: Desafíos, Regulaciones y Soluciones.

Iniciativas que acompañan a redes comunitarias

A continuación, se encuentran organizaciones o grupos de investigación que siguen temas de redes comunitarias, así como algunas de sus publicaciones:

Este proyecto fue realizado con ayuda de diversos programas y gracias al apoyo de Internet Society, Fundación Ford, Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC), la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL) y Rhizomatica.